BURBUJA INMOBILIARIA ¿MITO?

BURBUJA INMOBILIARIA ¿MITO?

Desde hace algún tiempo se habla de la burbuja inmobiliaria en Colombia, esto ha sido causa importante de los problemas económicos de países como España o los mismos Estados Unidos.
Una burbuja inmobiliaria es un incremento excesivo e injustificado de los bienes inmuebles o bienes raíces, ocasionado generalmente por la especulación.

En una burbuja, los precios se incrementan sin que para ello exista una razón lógica. Su incremento se fundamenta básicamente en la especulación y en el deseo de la gente de adquirir bienes para luego vender a mejor precio, aprovechando precisamente ese incremento de los precios.

Cuando suben los precios de los bienes raíces, muchos inversionistas quieren invertir en este tipo de activos, empujando mediante el incremento de la demanda la subida de los precios. Luego, para satisfacer las solicitudes de  los inversionistas, las inmobiliarias y constructoras se dedican a construir más y más activos para atender el mercado ávido por ellos, formando un espiral especulativo que crecerá y crecerá.

En JCA Soluciones Inmobiliarias​ le explicamos que tan cierto es este tema en Colombia.

Específicamente en Bogotá, el especialista José Miguel Echenique, presidente de Engel & Völkers, expresa “es un tema de suelo, especialmente si lo limitamos a estrato seis. El suelo es un bien limitado, por lo tanto, si la gente que es dueña de ese suelo no tiene urgencia por vender obviamente puede ponerle el precio al que quiera vender y por eso vemos unas propiedades con mayor valor”

Es importante saber evaluar el mercado inmobiliario teniendo en cuenta el valor real de venta y no el de oferta, ya que este último siempre es superior; Esta es la mejor manera de medir la tendencia del sector inmobiliario en el país.

Hay que tener en cuenta que los clientes están ávidos de asesorías certeras para el avalúo de propiedades, a saber cuanto vale y en cuanto se puede vender, en este tema existe una gran desinformación que conlleva a un ítem clave en el sector inmobiliario que es la especulación de precios.

Echenique también resaltó que “el 85% a 90% de los propietarios en Bogotá compran para vivir. Se habla mucho que un inmueble debe rentar 6% anual o 0,5% mensual, pero eso depende de comprar a un buen precio, esperar una valorización del inmueble a mediano y largo plazo”.

 

Un tema que ayudó mucho al sector inmobiliario fue la devaluación de años anteriores de hasta un 40% frente al dólar, donde grandes empresas extranjeras aprovecharon el bajo costo para hacerse de propiedades de lujo, manifestando así el gran atractivo que mantiene el mercado nacional.

Pero para darle una realidad a la idea de la burbuja inmobiliaria, la cuál dicta que Bogotá posee la vivienda más alta que las grandes cosmopolita del mundo como Nueva York, habría que hacer un sencillo ejercicio que consta de hacer un paralelo entre el inmueble más costoso de esta Miami frente a la más costosa de Bogotá y así encontrar que la burbuja inmobiliaria es un mito.

 

Al trasladarle el tema al Ex-ministro de Vivienda Camilo Sánchez, este responde a las preguntas:

¿Qué dice sobre los eternos rumores de que en Colombia hay burbuja inmobiliaria?

 

Que son infundados. Los últimos datos de precios de vivienda, con un incremento promedio de 6,6 % anual (2,5 % si se descuenta la inflación), muestran que estos mantienen un crecimiento sano y en la cartera hipotecaria no se han observado niveles preocupantes de morosidad. En años anteriores se dieron aumentos importantes en los precios, movidos por algunas zonas puntuales de alto valor en las grandes ciudades, pero que en ningún momento se constituyeron en una burbuja.

 

¿Vale la pena seguir invirtiendo en vivienda?

 

Claro que sí, es la opción más segura de inversión. La valorización de la vivienda es de las más altas entre las alternativas de inversión y es un sector que presenta unos riesgos muy bajos.

Los constructores hablan sobre el mal dinamismo de la vivienda de estratos altos. ¿Qué hacer para reactivar los estratos 5 y 6?

Este segmento sintió los efectos de la difícil coyuntura de reducción de precios del petróleo y el alza de la inflación de 2014, 2015 y 2016. Es un mercado que responde a las variables macro económicas, por lo que estamos seguros de que con la reducción de tasas de interés de largo plazo y la estabilidad de la variación del IPC retomará una senda creciente y generará un mayor valor agregado a la economía.

 

¿Cuáles son los cuellos de botella que enfrenta la vivienda en Colombia?

 

Debemos lograr que la política de vivienda trascienda y haya disponibilidad de recursos en los programas para los próximos años. De esta forma, generaremos confianza, tanto en el sector constructor que se verá incentivado a ofertar más proyectos, como en los hogares, que quieren comprar una vivienda y necesitan de las ayudas del Gobierno para ello.

Con ello, atacaremos también uno de los principales obstáculos para que los colombianos compren vivienda que la profundización del crédito hipotecario. La cartera hipotecaria solo alcanza un 6 % del PIB, participación inferior a la de mediados de los 90, cuando fue de 12 % y es hoy una de las menores de América Latina, lejos de países como Chile y Panamá, que rondan el 20 %.

Adicionalmente, la seguridad jurídica para el mercado es imprescindible, por lo que haremos lo posible por mitigar todos aquellos factores que generen incertidumbre tanto a constructores como a compradores de vivienda.

Así pues, el resultado de este rumor, nos presenta un panorama más optimista en el sector inmobiliario, presentando ante los compradores una gran oportunidad de inversión.

 

Fuente: Revista Dinero  |  El Espectador
Adaptación e Imagen: JCA Soluciones Inmobiliarias

Compartir:

Otras Noticias

Darién International Port, Una Puerta Para El Mundo.

Con crecimiento de 15% anual se demuestra fortaleza de Miami como destino inmobiliario