Tendencias Laborales en el Mundo

Tendencias Laborales en el Mundo

El mundo va avanzando a velocidades abrumadoras, las tendencias de las empresas han ido evolucionando y los empleados cada vez tienen grandes cambios en su forma de trabajar; aquí presentaremos cuál será la dirección que esta tomando el mercado laboral en el mundo, con más lugares coworking, diversificación de nacionalidades, robots asistentes, entre otros.

 

Crecimiento de espacios compartidos.

La tendencia a crear nuevos espacios interdisciplinarios, con gran interacción en áreas que antes no tenían correlación para una retroalimentación competente a la empresa generando ideas innovadoras, buscando ambientes laborales más abierto y fomentar la confianza en sus colaboradores; para ello el coworking son el espacio ideal.

 

Como serán los Trabajos.

 

La idea de un trabajo para toda la vida dejará de existir, las personas trabajaran en varias empresas, distintos puestos de trabajo y sectores de actividad. Eso requerirá a profesionales con amplias competencias y capacidad de adaptación al cambio.

Las empresas buscarán a los trabajadores que mejor se ajusten con cada puesto de trabajo, teniendo en cuenta su perfil profesional y ofrecerán diferentes tipos de contratos que respondan a sus necesidades. Algunos ejemplos de ellos son:

Contrato por proyecto, o también conocido como “on-call-work”: Ese tipo de contratos permiten a la empresa contratar a un trabajador para un proyecto determinado, y al trabajador conseguir un elevado grado de especialización en un campo concreto, como también, poder trabajar para varias empresas y conseguir una mayor autonomía en el trabajo.

Mini jobs: son contratos de baja remuneración y con un número reducido de horas de trabajo. La calificación para ese tipo de trabajos también es baja. Este tipo de contratos son muy populares en Alemania.

Trabajos de fin de semana u otras fórmulas que ayuden a las empresas a gestionar la demanda.

Habrá demanda de trabajadores freelance, para desarrollar proyectos específicos, en algunos casos, el trabajo no será presencial, se potenciará el trabajo online, desde la nube. Ello supone una deslocalización del trabajo, y por lo tanto se establece una relación laboral basada en la confianza hacia el trabajador y sobre el rendimiento de éste. 

El crowdsourcing, o colaboración abierta distribuida, consiste en plantear problemas a determinados segmentos de la población especializados y recompensar a quienes consigan solucionar esos problemas. Este modelo de producción seguirá en el futuro.

 

Inclusión corporativa.

 

Las empresas que serán más competitivas serán aquellas que sean fuertes en la inclusión social, cultural y diversidad; ya que las plantillas con empleados provenientes de diferentes regiones, (según estudios de la ONU, se estima que 244 millones es el número de migrantes en el mundo con un 73% en edad laboral) haciendo que las empresas sean más resistente y adaptable.

La tendencia a lo multigeneracional donde conviven personas de 18 años junto con otras de 68, ha generado aprendizajes que se confirman en un 70% más de lo que saben de su ocupación, creando entre sí grandes guías para el mejor desarrollo de sus labores haciendo que las empresas sean más competitivas, ya que se aportan entre las generaciones experiencias y nuevas ideas.

 

¿Cuál será el perfil laboral?

 

Para cubrir los diferentes tipos de trabajo se requerirán a profesionales bien cualificados y con una serie de competencias que les ayuden a desenvolver con éxito el trabajo. La formación será importante, pero perderá peso y ganarán peso las competencias, tanto las técnicas que ayudan a desarrollar la profesión, como las transversales.

La formación continua tendrá también un papel clave, la formación a lo largo de la vida será fundamental para que cada trabajador se pueda adaptar a todos los cambios que se producirán en el mercado de trabajo. Estar en constante formación y aprendiendo cosas nuevas permitirá a los trabajadores continuar siendo competitivos frente a un mercado de trabajo en el que las nuevas tecnologías supondrán un gran impacto ganando territorio y se automatizarán muchos procesos industriales.

Algunas de las características del perfil profesional que deberán tener los trabajadores son:
 

  • Espíritu emprendedor.
  • Disponibilidad de movilidad profesional.
  • Elevado grado de especialización y competencias técnicas y transversales.
  • Conocimiento de idiomas y manejo de herramientas tecnológicas.

Además, será muy importante crear una marca personal propia y trabajar a fondo la red de contactos (networking).

¿Como se trabajará?

El tele-trabajo aumentará en los próximos años. La tecnología e Internet permiten poder trabajar de forma des localizada a muchos trabajadores.

Esta forma de trabajar permite una flexibilización de la jornada laboral, como también, una mejora en la conciliación familiar de los trabajadores. El tele-trabajo y las nuevas tecnologías aplicadas en entornos laborales, permiten también una conectividad 24 horas de los trabajadores.

La tecnología ofrecerá nuevas formas de organización del trabajo, permitiendo agilizar algunos procesos, pero también esta automatización supondrá la destrucción de algunos puestos de trabajo.

También irán cogiendo fuerza formas de trabajar como el coworking o el outsourcing, y se externalizarán algunas funciones de menos valor de las empresas.

Fuente: educaweb.com
Adaptación e imagen: JCA Soluciones Inmobiliarias

Compartir:

Otras Noticias

Mega-proyecto Naval y Turístico de Cartagena.

Inmobiliarios Avanzan a otros Negocios