Inversión Privada, el impulsor a Latinoamérica

Inversión Privada, el impulsor a Latinoamérica

Para el Fondo Monetario Internacional, América Latina y el caribe, van en un crecimiento de aproximadamente 2% aun teniendo en cuenta el 15% de contracción por Venezuela en su reducción del PIB. Dice que “los favorables vientos externos complementan la mejora de las condiciones internas”.

El FMI advierte que estos niveles de inversión se podrían mantener por debajo de lo observado en otras regiones. Señalando que sigue siendo incierto el futuro de la región, por las tensiones geopolíticas, y la posibilidad de un cambio en la política comercial.

Los analistas advierten que es posible que se vuelvan a expandir los déficits en cuenta corriente conforme al crecimiento del consumo interno y por inversión del sector privado se amortizará el impacto de la consolidación fiscal en la cuenta corriente.

Para América Latina el informe dio cuenta de una “considerable revisión a la baja” de las previsiones de crecimiento en 2019, que refleja el deterioro de grandes economías como Brasil y México. Y para la castigada Venezuela el panorama es aún más dramático. El FMI espera que la economía se contraiga 35 % cuando en abril había calculado 25 %. La entidad dijo que la economía de Venezuela está haciendo “implosión”.

La débil actividad económica en el primer semestre de este año obedece en gran medida a factores transitorios, como las condiciones meteorológicas adversas que redujeron la producción minera en Chile y el producto agrícola en Paraguay. La actividad minera se moderó en Brasil tras el desastre de la represa de Brumadinho, en tanto que en México el crecimiento se desaceleró debido a una subejecución del presupuesto, huelgas de trabajadores y escasez de combustible.

En Colombia se proyecta que la recuperación continúe en 2019 a pesar del adverso ambiente externo. La política monetaria acomodaticia, el gasto efectuado por los gobiernos subnacionales en un año de elecciones, la migración desde Venezuela, la ejecución de los proyectos de infraestructura 4G y el efecto positivo de las recientes reformas tributarias impulsarán la demanda interna y elevarán el crecimiento a alrededor de 3,5% en 2019-20. La inflación debería permanecer cerca de la meta a pesar de los shocks transitorios en la oferta. Se espera que el gobierno alcance su recientemente anunciada meta de déficit fiscal para 2019. No obstante, la reducción de los impuestos corporativos a partir de 2020, si bien estimulará la inversión y el crecimiento, puede reducir los ingresos fiscales.

Fuente: dinero.com
Adaptación: JCA Soluciones Inmobiliarias.

Compartir:

Otras Noticias

Colombia, el Objetivo de los Inmobiliarios de Latinoamérica.

EDIFICIOS VERDES: ¿COMPROMISO O BOOM DE LA SOSTENIBILIDAD?